Mejores técnicos para una mejor realidad

sala de prensa

La Formación Técnica Superior del Futuro, su vinculación con las ciencias, la modernidad y competitividad.

Me han pedido que hable durante 10 minutos sobre la educación técnica superior y específicamente sobre:

Primero, el reto de incorporar la ciencia como un elemento en el proceso de aprendizaje que aporte conocimientos para la resolución de problemas dentro de nuestros sectores productivos y en nuestra sociedad,  

Segundo el papel de la oferta de formación técnica superior en el contexto moderno que desde lo global, afecta lo local es decir a nosotros como isla, y,

Tercero el potencial  de la formación técnica superior para incidir en hacer nuestro sector productivo más competitivo y con ello incidir en hacer a nuestro país más competitivo.

El mundo se enfrenta ahora en los albores de lo que ha denominado como la cuarta revolución industrial, caracterizada por el funcionamiento combinado de  sistemas digitales, físicos y biológicos.  Los principios científicos no han variado; Los aportes a la ciencia de Arquímedes, Albert Einstein, Nikola Tesla, Isaac Newton, Luis Pasteur  y muchos otros grandes de la ciencia, siguen siendo la base de toda esa sofisticación con la que enfrentamos los retos del mundo moderno. La ciencia que por muchos años pudo presentarse en las aulas esperando que el alumno pudiese al memorizar fragmentos de la misma, resolver problemas plasmados de forma estructurada y predictiva en un trozo de papel, hoy requiere de ser comprendida y asimilada por los estudiantes, de tal forma que puedan utilizar sus principios para la resolución de problemas. 

La formación técnica superior debe garantizar individuos con suficiente dominio de la ciencia, como para comprender su impacto y su potencial dentro de sus particulares ámbitos de acción, a la vez que les permita innovar en dichos ámbitos.

Para lograr esto, nuestro enfoque debe estar en la dinámica del aula, en las estrategias pedagógicas  y los métodos con qué cuenta el docente. Estrategias que le permitan adentrar a los estudiantes en el contexto y métodos que le permitan abordar los problemas de forma integral, tales como el método de aprendizaje por retos o el basado en proyectos. 

La oferta de educación superior se encuentra bajo la presión de responder a un contexto moderno caracterizado por dos grandes factores: 1. su alta complejidad técnica y tecnológica y 2. La creciente búsqueda de  soluciones que consideren la importancia de satisfacer las necesidades del planeta, respetando los recursos del mismo y para un principal objetivo: optimizar el bienestar humano.

Para responder a la presión que ejerce la complejidad técnica y tecnológica, nuestra oferta educación técnica superior de debe cada vez ser más eficiente acercando a sus estudiantes a las nuevas tecnologías y para ello, debemos tener planes en tres direcciones, la dirección de adquisición de equipamiento de vanguardia, la de incorporación de procesos de simulación y la del desarrollo de vínculos con el sector productivo que nos permitan interactuar en sus áreas de trabajo con tecnologías que de otra forma no están a nuestro alcance.

Para responder a la creciente la presión de que la productividad de las empresas, se logre basado en principios de sostenibilidad y según la cuál va dejando de ser legitimo el enriquecimiento a costa de sacrificar  las generaciones futuras, es nuestro deber incorporar en nuestros planes de estudios, los elementos que nos aseguren que nuestros egresados  puedan aplicar técnicas y operar y desarrollar tecnologías que habilitan sostenibilidad en nuestros procesos productivos.

Como ejemplo, podemos mencionar que el mundo enfrenta el  reto de cambiar el proceso de producción de energía desde combustible fósiles hacia el uso de  fuentes de energía limpia  como la solar, la eólica y la biomasa para eliminar la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera que nos ha llevado hacia el calentamiento global.

En la actualidad mas de la mitad de la inversión en nueva capacidad de generación en el mundo se destina a proyectos de energías renovables.  Asimismo, en industrias como la de transporte el empuje de las energías renovables y el avance tecnológico de las baterías, permiten estimar que en el año 2040 los vehículos eléctricos superarán en ventas los de combustión y compondrán el 33% de la flota global.

Ya tenemos 3 parques eólicos en el país, una planta fotovoltaica y tres en proceso de construcción. 

¿Cuál es el impacto de esta situación en nuestro país? ¿Qué implicaciones tiene para nuestra oferta de formación técnica superior? 

Pues nos toca a nosotros responder con planes de estudios que permitan a nuestros estudiantes interactuar con dicha tecnología y evolucionarla, a la vez que “a propósito” desarrollamos en ellos las competencias medioambientales que le permitan abrazar dicha evolución y catalizarla.

Para concluir, hablemos del potencial de la formación técnica superior para incidir en hacer nuestro sector productivo más competitivo y con ello incidir en hacer a nuestro país más competitivo.

Los datos del informe 2017-2018 de competitividad del Foro Económico Mundial nos colocan en el lugar 104 de 137 países en términos de competitividad.  Este mismo reporte, indica que el tercer factor mas problemático para hacer negocios con Republica Dominicana, es a la fuerza laboral inadecuadamente capacitada.

Si vemos de forma desagregada en el mismo reporte, tenemos el lugar 128 de 137 en el indicador de calidad del sistema educativo y el lugar 133 de 137 en el de 

calidad de educación en matemáticas y ciencias.

Estos indicadores son un buen insumo para nuestros procesos de planificación y  dirigen nuestra mirada hacia la importancia de ser cada vez mas específicos en los resultados de aprendizaje de nuestros planes de estudio  y de que estos respondan a minuciosos análisis funcionales de los sectores a que servimos, así como a los requerimientos específicos de las ocupaciones que dentro de dichos sectores, deben ocupar nuestros egresados.

Para concluir, quiero enfatizar la importancia del sistema de educación superior en el desarrollo de competencias transversales que aún respondiendo en muchos contextos al adjetivo de blandas, constituyen la mayor demanda que nos hace la sociedad en general de nuestros egresados. La formación de individuos de forma integral es el fin ultimo del proceso educativo.

Referencias utilizadas:

COMPARTIR